Conectarse

Recuperar mi contraseña





¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Sáb Abr 23, 2011 4:21 pm.

Thomas Jensen

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Thomas Jensen

Mensaje por Thomas Jensen el Dom Abr 24, 2011 9:48 am

Thomas Jensen

I remember when i first saw you
a smile lit our faces and I wanted to know more about you

{Expediente Personal}
Nombre Completo;;Thomas Joe Jensen
Pseudónimos;; Tom, Tommy, Joe...
Sexo;;masculino
Edad;; 18 años
Fecha de Nacimiento;; 11/02/1993
Ciudad de Origen;; Alemania
Orientación Sexual;; heterosexual
Localización Actual;; Castillo Volturi
Ocupación;; está infiltrado en la guardia Volturi con el fin de enamorar a Heidi, pero realmente trabaja para el aquelarre rumano


I want to know everything about you...
even if your not tell me your secrets

{Expediente Racial}
Raza;; hijo de la luna
Lealtad;; Rumanos
Alimentación;; -
Habilidad Especial;; -
Fecha de Transformación;; 16 años
Motivo de Transformación;; una noche se enfadó con su novia porque le engañaba con otro y los mató
Lugar de Transformación;; Alemania
Edad Aparente;; 18 años
Trato con las demás Razas;; -

You're stranger to me I only looked your eyes
but I look your inside and your soul

{Expediente Físico & Psicológico}
Descripción Física;;
Fotografía;; -
Altura;; mide un largo metro ochenta y cinco gracias a su condición de licántropo
Peso;; 70 kilos
Salud;; -
Características Particulares;; como ya ha sido mencionado anteriormente, Thomas mide un metro ochenta y cinco, lo que permite a su cuerpo tener una musculatura proporcionada y completamente aprovechable. Su físico es el característico de un licántropo...: grande, con una temperatura bastante alta, robusto y de expresiones fácilmente irritantes, pero su piel es un tanto pálida (no tanto como la de los fríos, evidentemente), lo que produce que, con sus rasgos redondeados, tenga la apariencia de un crío. Tiene una mirada aguamarina avispada, lo que demuestra que siempre estará atento a lo que le digas. Sus cejas son algo gruesas, pero tienen una forma particular que le permiten poner todo tipo de expresiones. Labios finos y discretos, levemente sonrosados. Cuando sonríe alguna vez se le forma algún hoyuelo en la mejilla, pero es muy complicado, sólo le salen cuando sonríe de manera torcida. Nariz fina y de punta redondeada. Suele llevar el pelo corto y echado hacia un lado (normalmente hacia la derecha), lo tiene liso y castaño oscuro, aunque al sol le salen destellos rojizos. Tiene las manos algo pequeñas en comparación a su cuerpo, se le notan un poco las falanges de los dedos cuando aprieta la mano y se muerde las uñas.

Descripción Psicológica;;
Rasgos Psicológicos;; es un chico alegre y simpático con aquellas personas que le caen bien o que considera que se merecen un buen trato. Es evidente que, como a todo el mundo, le gusta sonreír, reír y ser feliz, pero estando en la situación que se encuentra no está el hornos para bollos. Hay veces en las que su pasado le atormenta, a veces se siente como un monstruo por haber matado a su novia y su amante, pero otras veces, cuando está enfadado, piensa que se lo merecían. También le da lástima haber hecho sufrir a sus padres habiendo fingido su propia muerte. En la guardia Volturi tiene que mantener las formas, así que con el tiempo ha aprendido a mantener el tipo y ser respetuoso con sus superiores, aunque en el fondo desee tirarse sobre sus sucios cuellosm descuartizarlos y hacer una preciosa fogata con sus miembros. Una vez que encuentra a alguien que realmente le gusta o la quiere muchísimo es muy protector, hasta el punto que daría la vida para proteger a aquellos a los que ama, pero tal y como puede dar la vida, puede odiar tanto a alguien que puede tener los instintos de matarlo. No suele enfadarse con los insultos o el menosprecio de nadie, pero sí que es inevitable que le irrite considerablemente, aunque intenta quedarse callado y sonreír con ironía. Con el tiempo ha aprendido a controlarse y dar respuestas irónicas que no den lugar a conflictos.
Gustos & Placeres;; hacer reír a la gente, soñar con darle un zarpazo en toda la cara a Alec Volturi, morderse las uñas, dormir y Adeline Volturi.
Disgustos & Odios;; Alec Volturi, ver disgustada a Adeline, que le despierten de mala manera, ver llorar a alguien, estar a la guardia de los Volturi.
Hobbies & Aspiraciones;; hablar irónicamente, confesarle algún día sus sentimientos a Adeline y acabar por fin con los Volturi.
Fortalezas & Debilidades;; es un poco apático en algunos sentidos, así que eso podría ser una fortaleza. Debilidades pueden ser que le recuerden su pasado y le recuerden el monstruo en el que se ha convertido.
Manías & Adicciones;; morderse las uñas, hacer tonterías y pasarse una mano por el pelo cuando se siente apurado.
Fobias & Miedos;; que los Volturi descubran sus verdaderas intenciones en la guardia, que algo malo le pase a Adeline y que le amenacen.
Otros;; -


I only want know more of you
tell me who you're, tell me your history, tell me your life.

{Expediente Familiar E Histórico}
Miembros de la Familia;;
Madre;; Matilde Jensen, 48 años, ama de casa
Padre;; Engel Jensen, 52 años, militar
Hermanos;; -
Otros;; -
Animales;; -
Historia;; Thomas nació y se crió en Alemania junto a sus padres. Su vida fue como la de un niño normal, solo que, por algún motivo, desde que empezó a tener uso de consciencia él sabía que se enfadaba e irritaba más gravemente y con mucha más facilidad que los otros niños, llegando incluso a pegarles o morderles alguna vez. Él fue conflictivo una corta etapa de su vida, por suerte su padre supo corregir ese comportamiento rápidamente, sobre todo porque él, como capitán del ejército militar alemán que era, debía tener una reputación, y en esa reputación la mala educación de su hijo no tenía cabida. Thomas lo tuvo que comprender, y por ello se esforzó año tras año en mejorar su autocontrol. Así, con el control dominando su cuerpo y su carácter, Thomas cumplió los quince años, y con ello llegó su primer amor. El tan dulce e inocente primer amor, el que marca, el que te recuerda una vez tras otra los mejores momentos de tu vida y los fallos que no debes volver a cometer. Pues tal y como ha sido descrito, así lo recuerda Thomas. Su ex novia, Alicia, era una bella alemana rubia de mirada oceánica, como la del chico, de tez pálida y un suave colorete en sus pómulos. Con esa primera impresión, Thomas quedó completamente encandilado, y aún más cuando descubrió su dulce personalidad, a veces pícara y loca, como a él le gustaba. Estuvieron saliendo juntos durante un año, con su relación formalizada, seria, aunque estaban a escondidas de sus padres. thomas sabía que su padre no le dejaría estar con mujeres a una edad tan temprana, él, como militar, era muy chapado a la antigua, así que lo más seguro era que le prohibiese ni salir de casa si tenía conocimiento de la existencia de Alicia. Así pues, un año más tarde de comenzar a salir juntos, la casa de Thomas se quedó vacía durante una semana, lo que sería la semana de la joven pareja, así que decidieron que los dos vivirían una semana juntos, mientras no estuviesen los padres del chico. Él, tan entregado como siempre, decidió ir a buscar a su novia la misma noche en la que sus padres se fueron, esperando que tuviese la maleta hecha y sino la esperaría. Pero encontró una sorpresa en la puerta de su casa... estaba abierta. Thomas entró, intrigado, y observó que todo estaba en orden.
- ¿Alicia? -llamó, dudoso, pero en seguida algo llamó su atención. Un objeto había caído estrepitosamente al suelo del piso de arriba. Thomas se asustó, pensando que sería un ladrón o algo por el estilo, así que subió las escaleras a zancadas, cogiéndose de la barandilla de las mismas y se preparó para cargar contra quien quiera que fuese aquel indeseable, pero en cambio se encontró a su novia, manteniendo relaciones sexuales con otra persona que no era él, con un chico que había visto muchas veces en el instituto. Era la habitación de Alicia, estaba completamente desordenada y ella parecía haberlo disfrutado.
- ¡Thomas! -gritó con sopresa la chica rubia, tapándose rápidamente con la sábana de su cama.- No sabía... que estabas aquí... -trató de decir como si intentara disculparse, pero ya al chico sus palabras le entraban por un oído y le salían por el otro.
-Mira qué cara de pasmarote... ¡qué pringado! -bufó el otro chico, pero de nuevo, Thomas sólo tenía la vista clavada en su chica... bueno, su exnovia, y sintió cómo poco a poco unos temblores iban sacudiendo su cuerpo, cada vez de una manera más violenta, hasta que sólo podía soltar gruñidos. Una sombra negra aniquiló a esos dos jóvenes a base de zarpazos y mordiscos alternados con jafeos y unos gruñidos que podrían compararse con el peor grito de dolor humano. Si es que algo humano quedaba en él en ese momento.
Apenas se dio cuenta de lo que había hecho, pero era totalmente consciente de lo que se había convertido... no sólo un asesino, sino en un licántropo, un hijo de la luna. Se negó completamente a ser lo que era, y para evitar más desenlaces como aquel decidió escapar esa misma noche, sin darse oportunidad de despedirse de nada ni de nadie. Con ello fingió su propia muerte, así sus padres no le buscarían, sólo lamentarían una muerte que no era real para el mismo Thomas, pero sí para Matilde y Engel.
Vagó por el mundo muchos años, sin saber dónde ir, o dónde caerse muerto, pero al fin llegó a Rumanía, donde encontró a unos vampiros, Vladimir y Stefan, que le proponen un trato para liquidar a los Volturi, la supuesta realeza de los vampiros, los que tan todopoderosos se creen. Al fin no estaba solo, habían más como ellos, gente que le comprendían y con los que hablar, se sintió bastante aliviado y amparado por esas personas, y por ese motivo decidió aceptar ese acuerdo con los vampiros rumanos.
Entra, con la desconfianza de los líderes Volturi, en la guardia junto con su compañera lupina, Annette. El propósito, o más bien calificado, la misión de Thomas es enamorar a Heidi, aunque su misión dentro de la guardia Volturi es eliminar al resto de lupinos que estén en contra de la dinastía.
La misión de Thomas cada vez se hace más complicada, ya que está completamente enamorado de Adeline, y eso le trae problemas con Alec y Felix, pero intenta desemplear su trabajo correctamente, sacrificándose él mismo y sus sentimientos. Ahora él se debate entre el deber y el amor.

Posesiones;; ninguna, si se hubiese llevado algo tras desaparecer sus padres hubiesen sospechado acerca de si su hijo seguía vivo.
Otros Datos;; -
Prueba de Rol;;

Otro día más se estaba realizando en el ostentoso y derrochador castillo de los chupasangres llamados Volturi, aunque para ellos no existía el descanso, evidentemente. Al ser vampiros se pasaban día y noche haciendo guardia, paseándose en un sigiloso movimiento por los pasillos del lugar, cosa que me ofrecía bastante desconfianza. Por lo general yo confiaba mucho en mí mismo, pero eso no significaba que no viviese con el miedo de que un día descubriesen mis verdaderas intenciones en la guardia y me ejecutasen sin enterarme o produciéndome más dolor del que mi cuerpo pudiese soportar.

Caminaba por los pasillos, erguido, con una postura respetable, como los vampiros me habían enseñado -o más bien obligado- a adoptar. A lo largo del día acababa doliéndome la espalda, pero mejor eso que tener a un chupasangres detrás de ti diciéndote todo el rato lo que debes o no hacer. Me sacaba de mis casillas, y luchaba conmigo mismo para no acabar gritándoles o lo que fuese. Tenía el maldito cielo ganado, joder.

Pasé al lado de Heidi, otra cosa que no me gustaba nada. Ella siempre me miraba sonriente e incluso en ocasiones me guiñaba un ojo. Gajes del oficio. Me cercioré que nadie más pasaba por nuestro lado y miré directamente a la vampiresa para guiñarle el ojo, como ella hacía, y dedicarle una sonrisa ladeada. Ella me correspondió con una sonrisa pícara. Aquello me producía escalofríos, no me gustaba nada eso de tener que cortejar a una vampiresa, pero debía aguantar si quería acabar con los Volturi. Paciencia, Thomas, Roma no se construyó en un día.

Como cada mañana, me estaba encontrando a todo el mundo, y ya me tocaba cruzármela a ella, Adeline... caminando a su paso, tranquila, mansa, como ella era, con su pelo ondeando al viento y su dulce aroma inundando mis sentidos, todo un regalo para mí al estar rodeado de tanto muerto viviente.
Me encantaba, estaba completamente ido por esa humana, esa sonrisa, ese olor, ese pelo ondeando a su paso, esos labios, esa voz... y por culpa de ese estúpido encandilamiento ella me saludó con un "buenos días" al que no supe responder bien, solamente pude murmurar una respuesta y sonreír. Mierda, me había pillado con la guardia baja, me habría tomado por un idiota... aunque bueno, eso en mí era normal... era el típico tonto de turno.
Pero por desgracia, a su paso, quedó Alec, que me miró con su típico gesto de indiferencia y algo de resquemor en su mirada carmesí. Simplemente le mantuve la mirada unos segundos y continué con mi caminata matutina por el castillo.

Algo me decía que aquel iba a ser un día muy largo... y cansino.
avatar
Thomas Jensen

#Avatar : Logan Lerman
#Cómo llegaste al foro? : Cotilleando afiliaciones de otros foros xD
Cantidad de envíos : 73
Puntos : 74
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 24/04/2011
Edad : 24

Volver arriba Ir abajo

Re: Thomas Jensen

Mensaje por Renata C. Volturi el Dom Abr 24, 2011 9:54 am

{ F I C H A _ A C E P T A D A }


Bienvenido. (:

Renata C. Volturi
#Aquelarre Volturi}
#Aquelarre Volturi}

#Avatar : Nina Dobrev
#Don : Escudo fisico
Cantidad de envíos : 226
Puntos : 367
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 02/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.