Conectarse

Recuperar mi contraseña





¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 17 el Sáb Abr 23, 2011 4:21 pm.

Matando el tiempo [Adeline]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Matando el tiempo [Adeline]

Mensaje por Edward Cullen el Lun Abr 11, 2011 8:11 pm

Inmóvil y con la vista clavada en el cielo, estático como una escultura me mantenía de pie, recostado sobre una de las paredes de la iglesia totalmente protegido de los rayos solares que ya comenzaban a esfurmase. Tenía que permanecer allí hasta que la tarde cayera por completo y así poder re emprender la marcha nuevamente hacia Forks, el no dormir, ni tener que hacer paradas para descansar era algo conveniente, de haber sido de otro modo seguramente tendría que haberme hospedado en algún hotel de la zona, pero ya tenía el boleto de regreso a Estados Unidos, tan solo había que esperar unas cuantas horas más. Pero hasta que el sol no se pusiera me encontraba varado allí, recluyéndome en la sombra para evitar el quedar expuesto ante los humanos que paseaban tranquilos sin tener la menor idea de que había vampiros entre ellos. Intenté poner atención en los pensamientos de los transeúntes, buscando así algún modo de entretenimiento mientras que tuviera que permanecer allí, pero no conseguía prestar atención a ninguno, por lo que tan solo me mantuve allí, esperando que la tarde cayera por completo y así poder salir de mi refugio.

Italia hacía tiempo que no era uno de los destinos de mis viajes, y mucho menos Volterra, todo lo relacionado con los Voluris me generaba algo de desconfianza, pero lo pasado era prueba suficiente como para saber que siempre había que estar preparado con ellos. Aún así había accedido realizar la visita tan solo por petición de Carlisle, algo a lo que sin duda jamás habría podido negarme. Pero con la condición de venir solo, y por más de que todos pensaban que me embarcaba en un acto suicida yo me sentía confiado de las visiones de Alice y su presagio de que nada malo ocurría en éste día. Desde el principio había desechado la idea de que Bella me acompañara, era mejor mantener a Aro fuera de tentaciones y ella era una muy grande. Esa era otra tranquilidad, saber que Bella estaba en casa, sana y salva.

Como un animal nocturno, mis movimientos comenzaron a hacerse cada vez más ansiosos, quería salir de allí, por lo menos de los alrededores del castillo Volturi, y al ver como la plaza se oscurecía con una lentitud aterradora me hacía desear más que nada que todo quedara en absoluta penumbra. Todavía no era tiempo de dejar aquel sitio, pero solo para comprobarlo por mi mismo me adelanté un paso y con disimulo dejé que una pequeña porción de mi mano se detuviera bajo la luz del sol, cerciorandome de que nadie estuviera prestando especial atención en mi. Los destellos fueron inmediatos, obligándome nuevamente a retroceder refunfuñando para adoptar la misma posición de hacía instantes.
avatar
Edward Cullen

#Avatar : R.P
#Don : Telepatía
Cantidad de envíos : 35
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el tiempo [Adeline]

Mensaje por Adeline M. Volturi el Mar Abr 12, 2011 5:15 pm

Había salido a comprar algunas medicinas, lo malo de ser humana era enfermarse, y estar en cama sin hacer nada productivo que hacer y simplemente sentirse fatal con aquella tos que ni respirar te deja, pero era invierno ¿Qué más le podía pedir al frío castillo de piedra en el que vivía rodeada de vampiros sin saber muy bien lo que me depararía el futuro? Lo único concreto que sí sabía era que estaba aquí viva, caminando en busca de una farmacia para comprar algo efectivo para el resfrío a las tantas de la tarde, no era un gran panorama para el día pero salvaba, era bueno salir del claustro de vez en cuando aunque fuera para sobrevivir…

“Bella signorina che volete?”Aquellas palabras me sacaron de mis pensamientos sin sentidos, era la voz del farmacéutico preguntándome que deseaba “Ha qualcosa per l'influenza?” pregunté con una sonrisa en el rostro, la cual fue respondida, y de inmediato fue a ver que tenía en aquellos estantes llenos de medicina, hasta que al fin lo encontró, dedicándome una sonrisa amistosa “Grazie” Respondí mientras le pagaba lo que costaba el remedio.
“Ahora de vuelta al castillo” Pensé suspirando, no deseaba volver tan pronto y no había pensado en que “podía demorar un poco más, sólo un poco” Gracias a aquel pensamiento una gran sonrisa iluminó mi rostro, estar allí no me haría mal, o eso deseaba pensar. Aunque me quedaría cerca del castillo por cualquier cosa y que mejor lugar que la plaza de San Marcus?

Caminé con lentitud y con una sonrisa en mis labios, como una niña pequeña con un juguete nuevo, observé a mi alrededor, podía ver a los niños corriendo y jugando divertidos, como si el lugar fuese de verdad seguro, suspiré al pensarlo y al recordar las miles de noches en las que Heidi traía el alimento, si hubiera sido una chica normal quizás yo hubiera sido la cena de los Volturi, tal como quizá tarde o temprano lo sería los jóvenes turistas que venían a ver la hermosa ciudad.
“Ya deja de pensar en eso, Adeline, no eres una humana normal, deberías entenderlo y agradecerlo” Musitaba una voz en mi cabeza mientras pensaba en aquello. Suspiré y me senté en una de las bancas para pasar el tiempo, aunque no lo disfrutara mucho, necesitaba conversar con alguien, pero con alguien que me entendiera.
Era tarde, o al menos estaba empezando a oscurecerse, cuando observé en una de las paredes de la iglesia algo brillante, que se esfumó en un instante. “Estas totalmente loca, ya incluso alucinas” Me decía a mí misma, mientras caminaba a paso seguro a averiguar qué era lo que había visto, entré a la iglesia sin más, buscando con la mirada a qué o quién había observado minutos atrás, mis ojos observaron cada detalle del hermoso lugar hasta que vi, en la oscuridad a un joven de no más de diecisiete años parado inmóvil, en el lugar.
Tosí, no por el hecho de llamar su atención, si no porque me era necesario y mi organismo me lo exigía.—Amm… Hola…—Terminé musitando dándome cuenta que no me sería posible huir de la conversación.
avatar
Adeline M. Volturi
#Humanos Especiales}
#Humanos Especiales}

#Avatar : Lana F e__e
#Don : Ninguno :c
Cantidad de envíos : 143
Puntos : 173
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el tiempo [Adeline]

Mensaje por Edward Cullen el Sáb Abr 16, 2011 8:57 pm

Pincé mis dedos sobre el puente de la nariz y cerré los ojos, dejándome estar nuevamente, recargado contra la pared, sin que hubiera alguna especie de diferencia entre el resto de las estatuas que adornaban la iglesia y mi persona. No había nada que pudiera hacer por el momento, no hasta que el sol se pusiera del todo, el que parecía haberse ensañado conmigo para hacer eterno aquel cotidiano ritual. ¿Pero qué prisa se podía tener cuando tienes hasta el fin de los tiempos para esperar?, ¿cómo podía estar tan ansioso siendo que la paciencia tenía que ser parte fundamental del día a día?
Volterra traía un montón de incertidumbres en las que prefería no pensar, el que habría pasado de no haber podido sortear tantos obstáculos, la posible disolución de la familia Cullen ante tan tentadora oferta de pertenecer a su guardia, todos los años de esfuerzo para poder cambiar nuestros instintos y aquella sed voraz que hasta el día de hoy, por momentos, amenazaba con hacernos perder la razón, todas las enseñanzas de Carlisle habrían sido tiradas a la basura y ¿cuál habría sido el porqué?
Bien sabía que no tenía ningún sentido ponerme a pensar en eso, en algo que no había sido y que no sería, o eso esperaba. Pero si algo había aprendido en cada uno de mis años era la versatilidad de la vida, todo, en un segundo para otro podía cambiar de la forma más inusitada, disolverse hasta quedar en nada para dar paso a algo completamente nuevo y tan desconocido e inaudito como el pensar en algún miembro de mi familia luciendo las características vestiduras negras y aquellos ojos de un carmesí relampagueante y que podía congelarle la sangre a cualquiera... que la poseyera.

Aquel pensamiento estúpido arrancó una sonrisa boba de mis labios. A pesar de haber vivido décadas enteras siendo un vampiro, uno no podía despegarse a aquella clase de comentarios. El caso era que Volterra conseguía alterarme hasta un punto inimaginable, la desconfianza ante todo y todos brotaba con facilidad y mantener las apariencias era una tarea titánica.
Entendible era ahora el porqué de mi disgusto a visitar éste lugar, lástima que nadie la hubiera escuchado o haber expresado su opinión al respecto y posiblemente tampoco la compartiría la explicación con nadie.
Ahora, solo tenía que encontrar alguna técnica o entretenimiento para mantener la mente apartada de pensamientos ilógicos y devastadores.

Levanté la cabeza instantáneamente al escuchar toser a una persona, haciendo que cualquier loca idea de disipara tan rápido como había llegado, una buena distracción en un caso como éste. Examiné a la chica en la lejanía, poniendo especial atención a sus pensamientos temiendo que el motivo por el que se acercara fuera mi intrépida comprobación. Pero habló antes de que pudiera rescatar algo. - Hola- musité también en un tono cansino, escondiendo la frustración que podía expresar sin que quisiera. - ¿Perdida?- pregunté por el simple hecho de decir algo e intentar mostrarme amable, ya que aquel "hola" en respuesta al suyo me había resultado muy vacío.

OFF: Lamento la demora :S
avatar
Edward Cullen

#Avatar : R.P
#Don : Telepatía
Cantidad de envíos : 35
Puntos : 39
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el tiempo [Adeline]

Mensaje por Adeline M. Volturi el Sáb Abr 23, 2011 3:37 pm

Sonreí ante sus palabras y negué con la cabeza, para acompañar aquella negación con una respuesta más concreta.—La verdad es que vivo aquí desde que tengo memoria. Aunque siendo sincera no conozco muy bien el lugar ya que no salgo mucho de mi hogar, digamos que mis padres son realmente sobreprotectores en aquel tema.— Y era verdad, no salía mucho del castillo porque no podía hacer una vida social fuera de éste, el temor de que llegara a confesar lo que eran o que los presentara a mis “amigos” y que ellos se enteraran de su verdadera naturaleza, si era sincera no me gustaría que mis amigos fueran la cena de mi familia, aquello era realmente estremecedor, incluso en mis pensamientos, así que trataba de simplemente no socializar mucho en la ciudad cuando podía salir a pasear por las calles.

— Supongo que usted es turista no?— Terminé preguntándole con gran curiosidad, a simple vista parecía un humano, pero había visto una especie de destello anteriormente que me hacía dudar de aquella suposición, “crees que por vivir con ellos todos son iguales, ya no eres una niña pequeña, deberías dejar de pensar en esas tonterías” Me decía a mí misma, mientras examinaba a mi acompañante el cual no debía tener más de 18 años, y poseía una belleza inhumana, de ojos de un color dorado intenso y realmente llamativo y hermoso, el cual no era muy común en los humanos que conocía, pero tampoco podía ser un inmortal, según mis conocimientos ellos tenían ojos rojos como la sangre que bebían.

—No debería estar hablando con usted, no creo que a mi padre le guste saber que hago vida social y no le podría mentir sobre este encuentro—Murmuré más para mí misma que para él, si era sincera no deseaba dejar la conversación, pero sabía que tampoco podía tener una vida normal como la de cualquier chica de mi edad pero no podía darme aquel lujo, ni tampoco podía decirle a mi acompañante la verdad, “Oh, vamos, sabes que posiblemente por tus palabras vengan las preguntas del porqué y no creo le respondas ‘porque mi familia está llena de vampiros y no deseo que seas su próxima cena’" así que lo mejor era salir rápido de allí, pero no deseaba aquello necesitaba hablar con alguien que no fuera de mi familia y que estuviera dispuesto a escucharme.

—Lamento el no haberme presentado, me llamo Adeline Volturi.— Me presenté, ignorando cualquiera de mis pensamientos que me decían “no lo hagas” — Y usted es?— Como siempre hablé formalmente, desde pequeña me habían enseñado a respetar a los demás, aunque fuesen, aparentemente, menores o mayores que yo o que fuesen mis cercanos, “Ante todo el respeto querida Adeline” me regañaba siempre mi padre cuando le hablaba “informalmente”, aunque con aquella voz firme pero melodiosa la cual hacía que me sintiera culpable por mi falta de educación, sonreí tristemente al recordar aquello, ya hacía un tiempo que no veía a mi padre y lo extrañaba, aunque jamás me atrevía a decirle que lo quería o a expresarle mis sentimientos.
_____
Off; Perdón igual xD
avatar
Adeline M. Volturi
#Humanos Especiales}
#Humanos Especiales}

#Avatar : Lana F e__e
#Don : Ninguno :c
Cantidad de envíos : 143
Puntos : 173
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 28/03/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Matando el tiempo [Adeline]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.